Estas aquí
Inicio > Lo último > Garmendia vs Bracamontes.

Garmendia vs Bracamontes.

CAUSA Y EFECTO

Por José Antonio de la Vega Moreno

La división que se vive y se nota en Movimiento de Regeneración Nacional Puebla, no le hace bien a nadie al interior de ese instituto político, incluso, ni a sus aliados PT, PVEM y PANAL.

Dos hombres están decididos a destrozarse -políticamente hablando- por las razones que ellos traigan cargando, que traigan escondidas.

Edgar Garmendia líder de MORENA y Mario Bracamontes protagonizan la disputa por el poder de un partido que en el 2018 arrasó y que dos años después, sólo dos años, su futuro político-electoral inmediato se mantiene incierto.

A ambos los tuve a sana distancia, vía telefónica en el Noticiero “En Punto Puebla” Edgar Garmendia en la primera emisión dijo a pregunta expresa “lo ciega los intereses personales que pudiera tener”.

Mientras tanto Mario Bracamontes al cuestionarle sobre un diálogo, encuentro entre ambos señaló “Edgar Garmendia es el Secretario General de MORENA y así lo respeto, nunca me he negado al diálogo”

El gobernador del estado, Luis Miguel Barbosa Huerta, en su mañanera, tuvo que intervenir de manera indirecta en el conflicto político encumbrado entre ambos personajes y señaló que no se va a meter y que deben ser cautos para resolver conflictos internos.

MORENA en Puebla no puede seguir en esa vía pues traerá descomposición en todos los sectores y en todos los setidos.

Con este divisionismo, el escenario de aquellos del cien por ciento que se quieran reelegir en cualquier cargo –presidente municipal, diputado federal o local- por lo menos el 15 por ciento ganaría, el resto, el 85 por ciento lo lamentaría.

Garmendia y Bracamontes dos nombres y hombres que protagonizan una lucha intestina dentro y fuera de MORENA.

Garmendia y Bracamontes dos nombres y hombres que tendrán que jalar para el mismo lado, antes de que su instituto político, no termine de llegar a buen puerto en la elección del próximo 6 de junio.

No hay nada que una taza de café y un buen diálogo no puedan hacer.

Aunque ellos, lo dudan.

***

Adivine el personaje.

En la actualidad está en la dirigencia nacional de un partido de reciente creación.

Dejó el cargo que ocupaba en uno de los municipios más importantes de Puebla.

Se le vincula con posible tráfico de influencias y ligado a un regidor en desgracia, por torcer la ley, para poder dotar de unos terrenos a un personaje no grato.

Ahora, la dirigencia nacional ya estudia la posibilidad de sacudírselo.

Sigue creciendo su animadversión tanto en el CEN nacional como en el estatal.

Piénsele un rato.

Nos leemos el viernes.

Deja un comentario

 
Top