Estas aquí
Inicio > Lo último > Reservas de Banxico, el mayor escudo anti choque externo en 6 años

Reservas de Banxico, el mayor escudo anti choque externo en 6 años

El gobierno federal ha aportado 60% de la acumulación de activos internacionales al vender al banco central los dólares captados en el mercado conforme a la Ley de Banco de México. Pemex ha contribuido vendiendo el equivalente a 35.3% del total de los activos acumulados.

Reservas de Banxico, el mayor escudo anti choque externo en 6 años

El Banco de México registró la mayor acumulación de activos internacionales en seis años, resultado de la importante venta de dólares que han realizado Petróleos Mexicanos (Pemex) y el Gobierno Federal, conforme la Ley del banco central.

Información del Banxico precisa que entre el 27 de diciembre del 2019 y el 18 de diciembre de este año, el acervo de liquidez en dólares del Banco de México se incrementó en 14,564 millones de dólares.

Un flujo que permitió alcanzar un saldo de 195,441 millones de dólares en activos internacionales, cifra que se acerca al histórico alcanzado en agosto del 2015, cuando el banco central contaba con 196,010 millones de dólares para enfrentar choques externos.

Estrategas de la consultoría Frontier View estiman que este acervo de dólares es equivalente a seis meses de importaciones y el Fondo Monetario Internacional (FMI), considera que se trata de una acumulación de activos en divisas extranjeras que es suficiente para enfrentar un choque externo.

De acuerdo con el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León “representan una posición de liquidez en dólares para apuntalar y dar beneficios de percepción del soberano y de otros emisores en particular”.

Liquidez aprovechada

El motor de esta acumulación anual de activos se encuentra en las ventas de dólares que ha realizado el gobierno federal al Banxico, que en lo que va del año suman 8,859 millones de dólares.

El flujo de activos resulta también de la operación de compra-venta de divisas dirigida por Pemex, por 5,148 millones de dólares y 5,393 millones de dólares atribuidos al cambio en la valuación de activos internacionales del instituto central.

Funcionarios del Banco de México precisan que la valuación de activos es el movimiento que resulta de la apreciación cambiaria de la moneda nacional respecto de las distintas divisas que integran a la reserva internacional.

Desde Santiago de Chile, la secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena destacó que la acumulación de activos internacionales que han logrado bancos centrales en la región, como Banxico, incorpora un buen aprovechamiento de la liquidez en dólares inyectada por autoridades monetarias de economías avanzadas, como medida para garantizar el buen funcionamiento del mercado financiero internacional.

Se fortalecen en 41 semanas

Las reservas internacionales registraron un flujo positivo en 41 semanas de las 51 reportadas. En el resto se observaron disminuciones.

Al desagregar la información se observa que en los 12 meses del año, el gobierno federal ha aportado 60% de la fuerte acumulación de activos internacionales, entre el 27 de diciembre del 2019 y el 18 de diciembre del presente año. Esto, al venderle al banco central 8,859 millones de dólares.

Mientras Pemex ha contribuido vendiendo al Banxico 5,148 millones de dólares que equivalen a 35.3% del total de activos acumulados.

De este acumulado, 37% restante de 12 meses en la reserva internacional, que corresponde a 5,393 millones, corresponde a la valuación de activos.

Base monetaria, en aumento

En el mismo estado de cuenta, el Banco de México reportó un aumento en la demanda de billetes y monedas de 50,847 millones de pesos en la semana del 11 al 18 de diciembre.

Esta base monetaria integrada por billetes y monedas en circulación, así como depósitos bancarios de cuenta corriente, registró una variación anual de 21.78% lo que significa que estuvieron en circulación 2 billones 79,935 millones de pesos.

El banco central subrayó  que “factores asociados a las medidas sanitarias implementadas en el país habrían aumentado la demanda de efectivo por parte del público como medio de pago”.

Desde el 20 de marzo, al inicio de las medidas de distanciamiento social para limitar la propagación del coronavirus, la demanda de efectivo registró una variación anual de 11.9 por ciento.

Este comportamiento ha sido recogido y explicado por Banxico incluso en reportes como el trimestral donde subrayó que la “mayor demanda de activos monetarios líquidos (ha sido) por motivos precautorios tanto de hogares como de empresas (…) como resultado de los choques asociados con la pandemia de Covid-19”.

El director para América Latina en Moody´s Analytics, Alberto Coutiño, explicó que este exceso de dinero en la economía es parte de la estrategia monetaria de estímulo económico, pues favorece la oferta de crédito. Pero debe acomodarse a la baja de tasas que ya se ha completado, pues de otro modo, encontrará dos vías de escape: un alza de importaciones por el mayor poder de compra y un estímulo en la demanda. Y como la maquinaria económica está parada, se tendrán que buscar mayores importaciones para satisfacer la demanda, lo que alimentará un desequilibrio en la balanza comercial, presionando al tipo de cambio, lo que presionará a la  inflación.

ymorales@eleconomista.com.mx

Con información de: El Economista

Deja un comentario

 
Top