Estas aquí
Inicio > Lo último > Ex titular de la AFI, Cárdenas Palomino es investigado en EU y la UIF le congela cuentas

Ex titular de la AFI, Cárdenas Palomino es investigado en EU y la UIF le congela cuentas

El Gran Jurado de Nueva York acusa también a Ramón Pequeño, ambos exfuncionarios de la Policía Federal, de haber colaborado con el Cártel de Sinaloa.

Un tribunal de Nueva York acusó este al exjefe de la División Antidrogas de la Policía Federal (PF), Ramón Eduardo Pequeño García, y al extitular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), Luis Cárdenas Palomino, de proteger al Cártel de Sinaloa, junto con el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, cuando eran funcionarios federales.

Por lo que, de acuerdo con el Departamento de Justicia de EU, Pequeño García y Cárdenas Palomino son considerados prófugos de la justicia estadounidense, que los acusa de tres cargos de conspiración de tráfico de cocaína.

Mientras que en México, Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), dio a conocer este viernes que en abril presentó una denuncia contra Cárdenas Palomino ante la Fiscalía General de la República (FGR).

También confirmó que la UIF procedió al congelamiento de cuentas bancarias de García Luna, Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño.

Además, la Fiscalía señaló en un comunicado que abrió varias carpetas de investigación en contra de Genaro García y cinco personas, en tanto que las indagatorias contra Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño han ido avanzando.

«Los avances se han ido dando conforme las distintas autoridades han brindado su colaboración; todo ello vinculado con las solicitudes de asistencia internacional que se han tramitado ante Estados Unidos; y que habrán de ser recibidas conforme los procedimientos en ese país lo vayan permitiendo», indicó respecto al exsecretario de Seguridad.

Las acusaciones hechas por el gobierno de EU apuntan a que, tanto Cárdenas Palomino como Pequeño García, oficiales mexicanos de alto nivel que trabajaron bajo las órdenes de García Luna, recibieron millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa.

“A cambio del pago de sobornos, entre enero de 2001 y el presente, los acusados ​​abusaron de sus cargos públicos al permitir que el Cártel de Sinaloa obtuviera un paso seguro para sus envíos de drogas, y al proporcionar información confidencial de las fuerzas del orden sobre investigaciones sobre el Cártel, e información sobre los carteles rivales de la droga, lo que facilita la importación de cantidades de toneladas múltiples de cocaína y otras drogas a los Estados Unidos”, se lee en el comunicado que el Departamento de Justicia de EU emitió este jueves .

«Por ejemplo, entre 2002 y 2007, García Luna presuntamente ayudó a, al menos, seis envíos de cocaína por un total de más de 50,000 kilos. Además, los acusados ​​colocaron a otros funcionarios corruptos en posiciones de poder en ciertas áreas de México controladas por el Cartel de Sinaloa», se agrega en el documento.

De acuerdo con lo informado, si Cárdenas Palomino y Pequeño García son declarados culpables de un cargo de conspiración de drogas, enfrentarán una sentencia mínima obligatoria de 10 años de prisión y un máximo de cadena perpetua.

El tribunal también hizo una nueva acusación contra García Luna, arrestado el 9 de diciembre de 2019 por agentes federales en Dallas, Texas, quien actualmente está pendiente de juicio en el Distrito Este de Nueva York.

Seth D. DuCharme, fiscal interino de EU para el Distrito Este de Nueva York, anunció una nueva acusación de reemplazo acusándole de participar en una empresa criminal continua y declaró:

«Como se alega, durante casi dos décadas, García Luna traicionó a quienes había jurado proteger al aceptar sobornos de miembros del Cártel de Sinaloa para facilitar sus crímenes y potenciar su empresa criminal”.

El Departamento de Justicia de EU detalló que García Luna y sus conspiradores enfrentarán los delitos que involucran la importación y la distribución de cantidades masivas de drogas peligrosas hacia ese país, y en caso que el extitular de Seguridad Pública sea declarado culpable de este nuevo cargo, podría enfrentar una sentencia mínima obligatoria de 20 años de prisión y un máximo de cadena perpetua.

Cuando García Luna fue detenido, las acusaciones que pesaban en su contra eran tres cargos de conspiración de tráfico de cocaína y un cargo de hacer declaraciones falsas.

El 15 de julio de 2015, Pequeño García fue cesado de su cargo como jefe de la División de Inteligencia de la Policía Federal, por instrucción del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, después de la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán del penal del Altiplano I, ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México. Su destitución se debió a que él tenía a su cargo el monitoreo remoto de los penales federales.

Con información de: Expansión

Deja un comentario

 
Top