Estas aquí
Inicio > La cocina de Valkiria > La Cocina de Valkiria. Lunes 30 de marzo de 2020

La Cocina de Valkiria. Lunes 30 de marzo de 2020

La verdad esto del COVID-19 es una verdadera fumada, ¿mito? ¿Realidad? Lo que sí ha dejado ver de manera cruel y descarnada es la clase de sociedad que somos, mundanos, mortales, insatisfechos frustrados depredadores, sin fortaleza, sin propuesta y sin muchas alternativas. Exigimos que con este virus tengamos condonaciones y descuentos de todo tipo en nuestros tributos hacia el gobierno, pedimos que no se nos corten los servicios públicos queremos vacunas gratis, exigimos un Estado dador y también aprovechamos para descalificar y desaprobar todo tipo de acciones gubernamentales y de “penistroches” no bajamos a todos nuestros gobernantes. Linchamos a todo ser mortal que se mueve por el frente de nuestra banqueta, con esa actitud impoluta de dioses y jueces condenamos, descalificamos, censuramos, y con esa doble vida y doble moral no nos quedamos en casa, no observamos las reglas del juego ¡harta fiesta! Muchos, los que nos sentimos opinadores y todólogos desahogamos todo tipo de argumentos en los chats de whatss app, pero no toleramos la discrepancia y el debate, la descalificación de facto es nuestra fortaleza en esta zona de confort…

La incertidumbre, en realidad, es lo único que poseemos todos en este momento, creamos o no en la existencia  del COVID-19 como pandemia, aceptemos o no las instrucciones del gobierno en sus tres órdenes y bendita descalificación que reafirma la existencia de la libre opinión y la legitimación de las discrepancias, en medio de esa incertidumbre yo ni siquiera sé si sobreviviré a la pandemia del siglo XXI, mientras eso ocurre, me permitiré argumentar un par de ideas.

Más allá del debate nacional y estatal, en lo regional y desde lo local, existen dos lecturas en el asunto que prendió el debate durante el fin de semana y que dará mucho de qué hablar los próximos días: Si bien es cierto los gobiernos municipales se han sumado de manera por demás responsable y congruente a las indicaciones de sanidad para prevenir y contener a la pandemia que ya está en fase II y próximamente llegara a la tercera con todo lo que esto implica, también se rescatan las acciones  para ir a buscar a los actores políticos y sociales y persuadirlos de participar  en esta jornada de la “sana distancia” y del “quédate en casa” pero también es cierto que en algunos municipios, más que en otros se ve la descoordinación y la falta de resultados por la incapacidad política y el enorme desencuentro que existe entre el gobierno y sus gobernados.

El Caso de San Martín Texmelucan es el claro ejemplo cuando vemos a asesores del gobierno municipal sin resultados y sin fortalecer al gobierno; porque si bien es cierto que la mayoría de organizaciones decidió bajo su propia responsabilidad salir a realizar la venta del tianguis y que de ello deberán pagar el costo político y social cada uno de ellos; también es cierto que esto evidenció la falta de equilibrio y de capacidad y oficio  político de los asesores del gobierno municipal que desde el área jurídica de la Secretaría General no dan una y ahora se suma mi simpático amigo Pepe Galindo Yamak, que abandonó (supongo que temporalmente) su cargo de presidente del Consejo de Seguridad Pública Municipal y en su papel de líder de la Josefa, sí,  la Josefa del siglo pasado, la que escribió parte fundamental de la famosa historia esa de los costales y las cajas de huevo llenas de dinero cuando  otro presidente cambió el tianguis para Atoyatenco, ¡ellos siempre tan prestos a servir al poder y servirse del poder! Y hoy para variar y fieles a su estilo, tampoco fueron capaces de sacar un acuerdo mayoritario para sumar a casi todas las organizaciones, ¡pésimos asesores en materia de tianguis y de política!

Del otro lado del ring, las organizaciones del G-24 se suman con las de la Federación y logran un acuerdo (que independientemente de que este mal o sea mal visto o no por la sociedad, lo suman) El ejercicio del poder es político y aquí ya se vio dónde está la capacidad política, seguramente muchos dirán que por sus voraces intereses mezquinos los líderes se juntan,  ¡y a lo mejor no les va a agradar! y es respetable ese punto de vista; pero del otro lado ¡el gobierno municipal sumó solamente a las minorías! y aun así, por ejemplo, se les fue un líder de la 16 de Septiembre y se suma a la fuerza opositora.

Claramente me dijo mi comadre: ¡Es que la presidenta municipal  de tu pueblo ni está bien asesorada, ni está operando bien los temas, todos sus acuerdos están mal planteados, no cuentan con el respaldo político suficiente y por eso se le vienen abajo! No dudamos de su buena voluntad, pero al final ¡se imponen criterios ambiciosos e irresponsables de sus asesores y nada le sale bien!

En este momento necesitamos Un Estado fuerte y una sociedad responsable y congruente, ¡ni lo uno, ni lo otro!

Nadie duda de la voluntad que tiene el Gobierno del Estado para respaldar al gobierno municipal, ahí está el intenso cabildeo que hizo el bejaranista José Luís Alegre Maldonado, director de algo en la Secretaría de Gobernación quien hasta el último minuto buscó deshacer la reunión con el Subsecretario de Gobernación y los aliados, para respaldar la reunión del gobierno municipal con algunos representantes de los sectores locales, y nadie duda de que a pesar de los yerros, el gobierno está realizando su mejor esfuerzo para salir adelante con el tema del COVID-19 y proteger a la población, solo que debe haber un gran equipo y capacidad para operar, incluso los temas de salud y de pandemias, al tiempo veremos los resultados.

Por cierto que antes de que iniciará el programa de “Su sana distancia” durante el mes de febrero desde la dirección de Gobernación de San Martín y con la firma del titular de fomento económico Jaime Aurioles salió un oficio en el que amenazan, con cancelar la licencia de funcionamiento a los negocios que no cuenten con el refrendo 2020, además de suspenderles actividades comerciales por 45 días y clausura temporal de 1 a 30 días según la gravedad del caso, o clausura definitiva a partir del primero de abril. Este documento fechado el 12 de febrero es otra muestra clara de la falta de capacidad política para negociar algo tan sencillo como el refrendo de una licencia, en un municipio con un perfil de comerciante, además de una advertencia verbal de que aunque  presenten afiliaciones de Cámara de Comercio no lograrían hacer que el gobierno se desista de su idea de clausurar negocios, así la política de la negociación de los directores y asesores en Texmelucan, se acabó el espacio, quedan preguntas en el aire,  ¡con que sanitizaron los espacios públicos? ¿Por qué el operador lleva un traje blanco con cubre bocas y mascarilla y no le dicen a la gente que se haga un lado, no les afecta? ¿Y si no les afecta porque entonces los que sanitizan llevan ese traje? ¿Van a transparentar los recursos destinados para esas acciones? ¿Hubo licitación para contratar a la empresa que hizo ese trabajo? Respuesta que seguramente dará el regidor de Hacienda nos ofrecerá y  de manera transparente, porque esta pandemia es otro pretexto para que casi todos los regidores estén en la comodidad de su casa cobrando su dieta, ¡como siempre! ¡Por hacer nada! con la diferencia –supongo- de que ahora usan cobre boca y se lavan las manos más de 30 veces al día, de por si llevan casi año y medio haciendo lo propio, ya fin… si no me alcanza la pandemia, les comento más en la edición 200 y diariamente los reportes en la plataforma de Valkiria, ya saben #HastaDondeLaVidaAlcance

Deja un comentario

 
Top