Estas aquí
Inicio > Lo último > UNTA y nietos de Zapata protestan en acto de AMLO; exigen la cancelación del gasoducto Morelos

UNTA y nietos de Zapata protestan en acto de AMLO; exigen la cancelación del gasoducto Morelos

Un grupo de campesinos poblanos, agremiados a la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), y familiares del caudillo revolucionario Emiliano Zapata protestaron este lunes en el municipio de Anenecuilco, Morelos, durante la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador, donde reclamaron la cancelación del Gasoducto Morelos y el esclarecimiento del asesinato de Samir Flores.

Asimismo, los poblanos se sumaron a la exigencia que el gobierno federal intervenga y retire una pintura de Bellas Artes que “mancha” la honra del caudillo revolucionario y su familia.

Se trata de la segunda protesta al hilo en contra del gobierno de López Obrador por proyectos de muerte en Puebla, después de la manifestación de indígenas efectuada este sábado en la visita del mandatario a San Pablito, comunidad de Pahuatlán, donde exigieron la cancelación del Gasoducto Tuxpan-Tula.

Los inconformes marcharon de los Arcos de la entrada de Anenecuilco al zócalo de la localidad, la cual estuvo resguardada por elementos del Ejército Mexicano y la policía estatal, en la que también participaron organizaciones del Frente Amplio Campesino (FAC) y el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala.

La protesta salió de control cuando militares vestidos de civiles sacaron armas y armaron un zafarrancho para impedir que campesinos ingresaran al acto público encabezado por el presidente de México, como se denunció en videograbaciones que circulan en las redes sociales.

Al arribar a Anenecuilco, Andrés Manuel fue increpado por integrantes de la UNTA, quienes reclamaron la falta de apoyo al campo y que se retire la pintura del artista Fabián Cháirez, sobre un “Zapata afeminado”, mientras el mandatario llamó a la tolerancia y aseguró que hasta al interior de las familias hay diferencias.

Los nietos del caudillo, Jorge y Benjamín Zapata, exigieron la conclusión del Proyecto Integral Morelos (PIM), que atraviesa 60 comunidades rurales de los estados de Puebla, Tlaxcala y Morelos.

Asimismo, demandaron a la Fiscalía General del Estado (FGE) esclarezca el asesinato del comunicador y uno de los principales opositores de la termoeléctrica de Huexca, Samir Flores.

En su intervención, Jorge Zapata lamentó que el gobierno federal no cumpla con su palabra y no haya frenado la cancelación del gasoducto Morelos y la termoeléctrica en Huexca.

Calificó de una medida criminal que López Obrador mantenga en el abandono el campo, sin infraestructura agrícola, en el primer año de su gestión, a pesar de ser uno de los ejes de trabajo de la Cuarta Transformación.

“Este año tendremos un incremento muy importante en importación de granos porque al gobierno federal se le ocurrió recortar los programas de impulso al campo, priorizando los temas clientelares”, reclamó, tras aclarar que la demanda no se centra en la entrega de la ayuda a las organizaciones sino a los productores.

En ese sentido, advirtió que se profundizará la crisis en el campo, con mayor pobreza, migración y hambre por la falta de granos básicos.

Afirmó que tal vez no sea una decisión directa del presidente de México, pero sí de la gente que lo rodea y que ocupa la titularidad de las secretarías de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader); Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu); y Recursos Naturales (Semarnat).

“Parece que quienes están alrededor del presidente tienen una ‘venda en los ojos’; le dicen que todo va bien, sin embargo, nosotros creemos que las cosas van de mal en peor”, sostuvo.

Al final, Jorge Zapata dijo que creían que la visión de la Cuarta Transformación sería de un cambio estructural en las políticas públicas en el sector agrícola, que es esencial para la seguridad nacional y la alimentación; no obstante, refirió, fue una decepción.

Con información de: La Jornada de Oriente

Deja un comentario

 
Top