Estas aquí
Inicio > Opinión > Editorial

Editorial

Tal como lo marca la ley, el próximo jueves primero de agosto en el estado de Puebla se instalará el nuevo gobierno encabezado por Luis Miguel Barbosa Huerta, luego de los hechos por todos conocidos, los cuales originaron una elección extraordinaria en el mes de junio del presente año de la que resultó con una mayoría legal el candidato de la Coalición Juntos Vamos a hacer historia en Puebla.

Con el argumento de Justicia y reconciliación y con el compromiso de un gobierno diferente y acorde a los principios  que enarboló el titular del ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, Miguel Barbosa Huerta tendrá alrededor de 5 años y medio para consolidar su proyecto de gobierno el cual inició con una reforma a la administración pública y con una enorme jornada de diálogo con todos los actores representativos en el estado para tomar acuerdos que abonen a lo propio.

Las expectativas son muchas, los poblanos quieren ver resultados en el corto plazo, principalmente en la zona metropolitana y en los municipios donde los gobiernos emergidos de la cuarta transformación 4T no han dado los resultados necesarios y por supuesto que los detractores, los francotiradores y los adversarios políticos harán su trabajo en este escenario democrático y de libertades, tal como sucede a nivel nacional.

Concebido como un proyecto de izquierda, el de Miguel Barbosa compromete responsabilidad y respeto, trabajo incluyente y diálogo, el gobernador electo y próximamente en funciones tiene claro el panorama y cuenta con un equipo comprometido, pero será en el transcurso del camino cuando se verifiquen estas fortalezas, como dice el refrán: “vamos a ver de qué lado masca la iguana” pero sobre todo vamos a apostarle a contribuir a la transformación positiva de Puebla.

Deja un comentario

 
Top