Estas aquí
Inicio > Internacional > Este mapa exhibe la inequidad en la vacunación: África, el continente olvidado

Este mapa exhibe la inequidad en la vacunación: África, el continente olvidado

La inequidad de las vacunas*

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, informa estar orgulloso de haber donado casi 140 millones de vacunas en 90 países.

Sin embargo, lo que más importa no es el número absoluto de vacunas que se han distribuido o cómo se posicionan los países en la escala de la liga mundial de vacunación. Es el número de vacunas en relación con las necesidades que se han puesto a disposición y el número de vacunaciones en el país más vacunado en relación con el número de vacunaciones en el país menos vacunado.

La guerra de Covid se ganará o perderá en el campo de batalla de la equidad. Y la equidad es un asunto relativo, no absoluto.

Te puede interesar | Ómicron: lo que no sabemos de la nueva variante del SARS-CoV-2

Es de muy poco consuelo, por ejemplo, que Canadá tenga una tasa total de vacunación por cada 100 personas de 155.67 mientras que Tanzania tenga una tasa de 1.63. Nadie estará a salvo de Covid mientras existan brechas de desigualdad en las vacunas de esta magnitud. Donde las tasas de vacunación son bajas, el virus puede continuar propagándose y proliferando. Esto aumenta el riesgo de que aparezcan variantes más mortales y contagiosas.

La desigualdad por regiones no es algo nuevo. En septiembre de 2021, la mediana de vacunación en Europa era de 78.6 vacunaciones por cada 100 personas.

Te puede interesar | Estados Unidos: Nueva York declara el estado de emergencia ante la variante Ómicron

Pero en África se encuentran los niveles más bajos, por ejemplo, en Tanzania era de 0.57 vacunas totales por cada 100 personas y la Guinea Ecuatorial tenía 26.34 vacunas totales por cada 100 personas.

La eficacia de la vacunación como estrategia de salud pública seguirá comprometida mientras un gran número de la comunidad mundial permanezca sin vacunar.

Si bien todavía hay mucho que aprender sobre el comportamiento y el impacto de Omicron, la comunidad global debe demostrar y comprometerse con un apoyo real a los países que hacen lo correcto al compartir información de manera rápida y transparente.

Con información de Aristegui Noticias

Top