Estas aquí
Inicio > Estatal > “Conflicto interno” originó la gresca en Zacatepec, afirma Gobernación

“Conflicto interno” originó la gresca en Zacatepec, afirma Gobernación

Tras el enfrentamiento en Zacatepec, el delegado de Gobernación, Miguel de la Rosa, y la directora de Seguridad Pública del municipio de Juan C Bonilla, Lourdes Guadalupe Montes Mier, se presentaron en las instalaciones de la embotelladora Bonafont, con el fin de abrir una mesa de diálogo y deslindar que la gresca se dio por un conflicto interno entre los pueblos.

Los pobladores reviraron a ambos funcionarios que “primero le pegan al pueblo y ahora lo quieren sobar”.

A través de una videograbación difundida en redes sociales se observa a vecinos de Zacatepec encarando a las autoridades sobre la riña que se dio al término de la asamblea comunitaria de este domingo para reabrir las instalaciones del Registro Civil.

Uno de los habitantes de la junta auxiliar reclamó “no es posible que, en la primera actividad, el presidente municipal José Cinto sea represivo y golpee a la gente”, por lo que exigieron respeto a sus usos y costumbres.

El delegado de Gobierno del estado informó que se encontraba en la comunidad para entablar un diálogo con los pobladores y recoger sus demandas.

“Sigamos el camino del entendimiento y el diálogo. Lo que pasó fue un conflicto interno en Zacatepec”, afirmó, tras ser repudiado por los presentes.

Los lugareños refutaron que no son uno sino varios pueblos que están en la lucha por la defensa de la tierra y el agua en la región de los volcanes.

-Entonces armen una comisión entre ustedes para escucharlos -propuso el delegado de Gobernación.

-Somos pueblos, no una comisión. No estamos de acuerdo que primero peguen y después nos quieran sobar -reclamó uno de los vecinos.

Una observadora de Derechos Humanos pidió la identificación de la directora de la Policía Municipal y del delegado de Gobernación, pero no pudieron acreditar sus cargos.

Además, exigió que los policías dejaran de grabar desde sus teléfonos celulares porque estaban incurriendo en violencia.

El delegado Miguel de la Rosa solicitó sensibilidad a los pobladores de Zacatepec que se negaron a dialogar por la desconfianza que tienen en las autoridades.

Finalmente los funcionarios tuvieron que abandonar la Casa de los Pueblos, instalaciones antiguas de la embotelladora Bonafont, sin lograr un acuerdo con los opositores.

Los habitantes de Zacatepec pidieron sanción a los funcionarios por inoperantes, pues frente a ellos se dio el enfrentamiento sin detener a los responsables.

Con información de La Jornada de Oriente

Top