Estas aquí
Inicio > Lo último > IMPULSARÁ COPARMEX ACCIONES Y POLÍTICAS PÚBLICAS A FAVOR DE LA MOVILIDAD

IMPULSARÁ COPARMEX ACCIONES Y POLÍTICAS PÚBLICAS A FAVOR DE LA MOVILIDAD

·         Propone la conformación de una mesa sobre Movilidad y Desarrollo Urbano con la participación de expertos.

·         En el país existen 59 zonas metropolitanas que representan el 57% de la población; se presentarán soluciones para mejorar la calidad de vida en todas ellas.  

 

Con el objetivo de encontrar soluciones a los retos e identificar las oportunidades de mejora en la movilidad de las ciudades, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) llevó a cabo la sesión inaugural de la mesa de trabajo sobre Movilidad y Desarrollo Urbano.

 

En su mensaje de bienvenida, el director general del sindicato patronal, Francisco López Díaz, sostuvo que desde esta mesa de trabajo en la que colaborarán expertos en la materia, Coparmex abordará tres temas de suma importancia como son la movilidad, la seguridad vial y el desarrollo urbano.

 

“La Coparmex tiene 19 comisiones de trabajo, donde ahora se ha creado la modalidad de mesas temáticas en donde podemos tener a expertos y actores claves de cada sector y poder ver un enfoque más técnico y específico de los temas que tenemos interés en Coparmex que pueden tener un alto impacto económico y social en nuestro país”, detalló.

 

Dijo que con la participación de las autoridades, las organizaciones de la sociedad civil, el sector empresarial, las empresas de transporte, las instituciones académicas y todos los actores que promueven la movilidad, se generarán ideas y propuestas que contribuirán a generar políticas públicas que beneficien a miles de personas a nivel nacional.

 

En su intervención, la senadora Xóchitl Gálvez, integrante de la Comisión de Zonas Metropolitanas y Movilidad del Senado de la República, presentó los avances en la integración del dictamen de la Ley General de Movilidad, cuya principal característica es establecer un cambio de paradigma que significa “aprender a compartir la calle” y su principal reto es el financiamiento.

 

En su exposición, la legisladora, planteó la importancia de desarrollar una nueva ley en la que indicó, ha estado involucrada la sociedad civil a través de organizaciones que plantearon al Senado la necesidad de hacer una ley general en la materia.

 

Recordó que para constituir esta norma, se llevaron a cabo talleres regionales en el norte del país, en la Ciudad de México y Mérida, entre otras ciudades, donde todos coincidieron en la necesidad de homologar reglas; “eso está en el fondo de la ley general, la calle no es solo de los automovilistas, es del transporte, de automovilistas, ciclistas y peatones y todos tienen el mismo derecho a transitar por la calle que cualquier automóvil”, apuntó.

 

Explicó que la ley contempla, además, el derecho a la movilidad, los derechos de las víctimas de siniestros viales, los instrumentos financieros “una de las partes más complejas en esta ley”, la distribución de competencias, la vigilancia del cumplimiento de la ley, además de los transitorios con plazos para su implementación.

 

La senadora invitó a los integrantes de Coparmex a conocer los avances de la ley y a participar en su análisis, “En este proceso de consulta de participación ciudadana sí es muy importante la opinión jurídica”.

 

Por su parte, Laura Ballesteros, presidenta de la Comisión de Movilidad Feminista de la Colectiva 50+1, pionera en el impulso de políticas vanguardistas en la materia en la Zona Metropolitana del Valle de México, realizó la presentación de su ponencia “Sobre Movilidad, Desigualdades y la Nueva Realidad”.

 

En su intervención, planteó que la desigualdad y la crisis climática son los dos principales retos que enfrentan todas las ciudades del mundo, por lo que destacó la importancia de la participación de Coparmex “para este movimiento de ciudades para las personas”.

 

Planteó que en un escenario post COVID, las autoridades deben tener en mente que las soluciones a estos desafíos están relacionadas con el desarrollo urbano, la vivienda, el transporte y la movilidad, cuyas agendas entrelazadas impactan en indicadores de bienestar, desarrollo social, medio ambiente, acceso a derechos y servicios y recuperación de espacios públicos.

 

Señaló que si se quiere hablar de ciudades para las personas, que les resuelvan sus problemas, se debe pensar primero en las “Tres U” que se refieren a la ubicación, es decir, ciudades compactas que generen desde sus centralidades, desarrollo económico, urbano y social.

 

Explicó que ciudades medias como Aguascalientes, Querétaro, Puebla, Mérida, entre otras, se acercan a la situación de la Ciudad de México, por lo que deben tomar acciones necesarias para reorientar su desarrollo para evitar errores que se han cometido en el pasado sin que exista regulación.

 

En términos de igualdad y perspectiva de género, dijo que “estas infraestructuras están hechas para todos, menos para las mujeres, las personas con algún tipo de discapacidad y las personas en su mayoría que no se mueven en automóvil”.

 

Respecto a cómo lograr cambios en materia de movilidad, Laura Ballesteros aseguró que la “infraestructura crea cultura, pero se necesitan marcos regulatorios”, por lo que propuso la aplicación de las “Tres P” para transformar ciudades a través de la Política en los ámbitos legislativo y administrativo; Policy que se refiere a Política pública, la Planeación y regulación.

 

Para finalizar su intervención, expuso los casos de éxito en la recuperación y reconfiguración de las vialidades logradas en la CDMX en puntos como el Eje 8, el Eje 6 donde además se impulsa un buen reglamento de tránsito con vigilancia y sanciones adecuadas.

 

Al final de ambas intervenciones, Nicolás Rosales Pallares, presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad y Líder de la Mesa de Trabajo, encabezó un breve conversatorio en cuyas conclusiones la senadora Xóchitl Gálvez reiteró el objetivo de la Ley General que es lograr Cero Emisiones, Cero Muertes por Accidentes Viales y Cero Exclusión, además del enorme reto que representa su financiamiento e implementación.

 

“Cuando hablamos de cero emisiones, suena bien pero ¿cómo lo vamos a implementar? Este gobierno sí representa un retroceso en esta materia. Mientras otros países hablan de políticas públicas donde la salida del auto de combustión interna está prevista para 2035, aquí construimos una refinería. La política no está enfocada a la electro-movilidad (…) el gran tema de esta ley es el financiamiento”, señaló.

 

En relación con el financiamiento y la competitividad, la experta Laura Ballesteros sostuvo que la inversión para gestar los cambios tiene que venir también de la iniciativa privada a través de esquemas híbridos o de generación de esquemas de inversión.

 

Para finalizar, la senadora Gálvez dijo que la Ley General “será un primer avance, no es la precisa, exacta que hubieran querido todas las organizaciones de la sociedad civil, se logran las leyes posibles, no las ideales, pero con esta se tendrá que comenzar a ir hacia adelante”.

Top