Estas aquí
Inicio > Lo último > El día del Bombero y el recuerdo del pipazo una anécdota más para Texmelucan

El día del Bombero y el recuerdo del pipazo una anécdota más para Texmelucan

  • Dos recuerdos puntuales de la historia, Benito Benítez y Jesús Contreras
  • Ambos Cronistas ilustran un lamentable hecho vivido hace 21 años

En el recuerdo de cada 22 de agosto, después de 1984, además de festejar a los bomberos de San Martín y ver que cada año, desde todos los de su existencia, el festejo sirve para la fotografía, para darse cuenta de que su lamentable situación laboral no cambia, y de recordar, el terrible pipazo de la calle Puebla en Tlanalapan.

Se trató de un accidente que costó la vida de 23 personas y lesiones graves a 26 ciudadanos, además de las millonarias pérdidas económicas, así como alrededor de 500 personas evacuadas de su lugar de residencia. en el sitio se levantaron monumentos luctuosos y por varios años se han hecho homenajes a los caídos.


Un carro tanque de doble salchicha, cargado de propileno líquido, se volcó a la altura del puente de la calle Vicente Guerrero y estalló en la barranca del puente de la calle Puebla, a un costado de la población de San Rafael Tlanalapan; causando muertes y decenas de lesionados.

Jesús Contreras Hernández recuerda que un 22 de agosto de 1996, hace 21 años, justo cuando los bomberos de Texmelucan celebraban su día, el teléfono de emergencias recibió una llamada de auxilio, obligando a los traga humo a suspender el festejo y acudir a auxiliar a las víctimas de una de las peores tragedias que han ocurrido en el municipio. hoy respetuosamente recordamos tan funesto hecho, haciendo también un homenaje luctuoso a las víctimas del pipazo de San Rafael Tlanalapan.
A las tres de la tarde, llegó por helicóptero, el gobernador del estado Manuel Bartlett Díaz, quien recorrió personalmente, las zonas de la población afectadas por la explosión, en compañía del alcalde Víctor León Castañeda y del presidente auxiliar Sabas Altamirano Ramírez.


El periodista Ascensión Benítez Sánchez, retoma el trabajo del Cronista de San Rafael Tlanalapan:  “En los textos del desaparecido cronista auxiliar de Tlanalapan, Benito Benítez Cruz, cuenta que fue un 22 de agosto a las 10:30 horas cuando un tractocamión que arrastraba doble cisterna transportando productos químicos volátiles y flamables, como el propileno, al circular por la autopista México-Puebla comenzó a derrapar a la altura del puente de la calle Vicente Guerrero para detenerse en el puente de la calle Puebla, generando un caos vial y por consecuente el cierre de la carretera en ambos sentidos.”


“El accidente fue destructivo, recalcó, porque una de las cisterna de dicho tráiler cayó a la barranca Santa Elena reventándose y expulsando el químico, segundos antes de la explosión el material que estaba en estado líquido paso a gaseoso y se dispersó por la parte sur de Tlanalapan, en una extensión de 500 metros de largo por 80 metros de ancho, pero la inevitable explosión fue a una temperatura de mil 500 grados centígrados de calor, que formó una especie de hongo de gran altura, causando lesiones mortales en personas y animales.”


Benito Benítez destaca que, ante la gravedad, los primeros en llegar a apagar el incendio fue sin duda alguna el cuerpo de Bomberos de San Martín siendo comandante José Luis Martínez Rosas, así como vecinos del pueblo quienes ayudaron a los socorristas de la Cruz Roja Texmelucan a sacar a los heridos, y más tarde arribaron bomberos de Pemex, Puebla, Cholula, Tlaxcala y Estado de México, policías municipales y militares.

En la opinión de Jesús Contreras Hernández, Cronista de esta ciudad, “el mes de agosto es para los Texmeluquenses un mes histórico y patriótico pues rememora hechos que acontecieron en nuestra ciudad y el municipio, el día 20 evocamos la defensa heroica del pueblo de San Martín ocurrida en 1861; ayer 22 honramos a los bomberos por su día y por sus valerosas acciones como la de aquél 22 de agosto de 1996 cuando combatieron el fuego del papazo en San Rafael Tlanalapan, cuyas víctimas también recordamos.”


 Los bomberos surgieron en 1984 a iniciativa del desaparecido Comandante Máximo Moreira Andrade quien organizó a un cuerpo de voluntarios cuya primera estación se ubicó en “el pato mojado” de la avenida libertad norte, así lo reseña el Cronista de San Martín, quien también comparte estos recuerdos cada año, desde hace muchos.

Los bomberos de Texmelucan nacieron como voluntarios hasta que el presidente municipal Heriberto Cruz Sánchez los municipalizó en 1990. en la actualidad la estación de bomberos lleva el nombre de su fundador y algunas de las unidades el de los voluntarios. recordamos con aprecio al comandante José Luis Martínez Rosas.


Y desde entonces, cada año, el patronato de Bomberos los festeja en su día, no obstante, las deficiencias estructurales de un grupo tan importante son igual de notorias justamente en un municipio altamente peligroso en donde, paradójicamente, los bomberos deberían ser prioridad en el Plan Municipal de Desarrollo, en materia de protección civil, eventualmente, el gobierno en turno les obsequia algún presente y les otorga un bono económico de mil pesos, equivalente a una quincena de su austero salario.

Ellos los bomberos,siempre hacen el pase lista de quienes ya pasaron mejor vida, pero entregaron su mejor esfuerzo en el cumplimiento de su deber como bomberos.

Deja una respuesta

 
Top