Estas aquí
Inicio > Lo último > Registra el país superávit histórico de cuenta corriente

Registra el país superávit histórico de cuenta corriente

El ingreso de 10 mil 676 mdd de remesas, un aumento anual de 9.1%, contribuyó al superávit más alto del que se tiene registro, contrastante con el déficit de 0.1% del tercer trimestre de 2019: informe de Banco de México.

En el tercer trimestre, el país registró un superávit de 17 mil 498 millones de dólares de cuenta corriente, el mayor saldo superavitario desde que se tiene registro, indica el informe de la Balanza de pagos del tercer trimestre del Banco de México.

La cuenta corriente resume las transacciones de bienes y servicios realizadas con el resto del mundo, y el superávit alcanzado entre julio y septiembre se explica por el aumento del superávit de la balanza de mercancías no petroleras, la reducción del déficit de la balanza comercial petrolera y el dinamismo que han mostrado los ingresos por remesas, y a pesar de la disminución en el superávit del saldo por viajes, agregó el banco central.

El superávit de 17 mil 498 millones de dólares contrasta con el déficit de 0.1% del tercer trimestre de 2019, indica el informe.

El saldo superavitario tiene lugar en un contexto de recuperación de la actividad económica mundial iniciado en mayo con la gradual reapertura de actividades productivas, el cual ha sido heterogéneo entre países y, recientemente, a un ritmo menor al observado entre mayo y junio, explicó el Banco de México. “La economía global está aún lejos de alcanzar los niveles de actividad previos a la pandemia y existe el riesgo de que la recuperación se vea obstaculizada por nuevas medidas de confinamiento”.

Y fue resultado de créditos por 127 mil 088 millones de dólares y de débitos por 109 mil 591 millones, y derivó de la combinación de un superávit en la balanza de bienes y servicios por 12 mil 897 millones de dólares, de un déficit en la de ingreso primario por 5 mil 942 millones y de un superávit en la balanza de ingreso secundario por 10 mil 543 millones de dólares.

Por su parte, la cuenta de capital, definida como la balanza de capital que muestra todos los movimientos de capital, tanto a corto como a largo plazo, así como la variación de las reservas de divisas que posee un país frente a terceros, resultó deficitaria en 7 millones de dólares.

Asimismo, el reporte indica que en el tercer trimestre se presentó un préstamo neto en la cuenta financiera de México al resto del mundo que implicó una salida de recursos por 13 mil 064 millones de dólares, incluyendo un aumento de los activos de reserva por 2 mil 319 millones de dólares, con lo que el renglón de errores y omisiones exhibió un flujo negativo por 4 mil 427 millones de dólares.

La cuenta de errores y omisiones es un ajuste por la discrepancia estadística de todas las demás cuentas de la balanza de pagos, es decir, entre la suma de los saldos de la cuenta corriente y de la cuenta de capital y las variaciones en las reservas monetarias internacionales.

Al cierre de septiembre, el Banco de México reportó que el saldo de la reserva internacional neta alcanzó 193 mil 957 millones de dólares, luego de un aumento de 2 mil 319 millones durante el tercer trimestre.

En su análisis de la economía mexicana, el reporte indica que durante la mayor parte del tercer trimestre del año los mercados financieros nacionales presentaron un comportamiento positivo, pues si bien estuvieron sujetos a episodios de volatilidad a partir de mediados de septiembre, éstos fueron más acotados que los registrados en marzo y abril.

Destacó que en la segunda mitad de septiembre la cotización del peso mexicano se depreció y las tasas de interés de mayor plazo y primas de riesgo mostraron aumentos, todo ello asociado a la volatilidad financiera internacional, sin embargo, esa volatilidad se ha moderado recientemente, explica el banco central, de modo que hacia el cierre del periodo que se reporta que las tasas de interés de mayor plazo disminuyeron y el peso se apreció.

En cuanto al superávit de la balanza de bienes y servicios de 12 mil 897 millones de dólares registrado en el trimestre, el Banco de México informo que fue una derivación de la combinación de un saldo positivo de 16 mil 300 millones de dólares en la balanza de bienes y de un saldo negativo de 3 mil 403 millones de dólares en la de servicios.

Agregó que el superávit de la balanza de mercancías se originó de exportaciones por 111 mil 189 millones de dólares y de importaciones por 94 mil 890 millones, mientras que el saldo negativo de 3 mil 403 millones de dólares de la balanza de servicios fue resultado de ingresos por 3 mil 092 millones y salidas por 6 mil 495 millones.

Por su parte, en el tercer trimestre de 2020 la balanza de ingreso primario, esto es, los rendimientos por producción de bienes o suministro de activos financieros y de recursos naturales, presentó un déficit de 5 mil 942 millones de dólares, el cual fue reflejo de créditos por 2 mil 019 millones de dólares y de débitos por 7 mil 961 millones.

En cuanto a la balanza de ingreso secundario o transferencias desde y hacia el exterior, y referida prácticamente a las remesas, observó un superávit de 10 mil 543 millones de dólares, luego de que el crédito por remesas sumó 10 mil 676 millones de dólares, un aumento anual de 9.1%, en tanto que el débito por remesas alcanzó 205 millones de dólares.

Finalmente, la cuenta financiera de la balanza de pagos registró en el tercer trimestre la salida de recursos por 13 mil 064 millones de dólares, resultado de la recepción de 2 mil 433 millones de inversión directa y de 496 millones del rubro de derivados financieros, y la salida neta al resto del mundo de 2 mil 226 millones de dólares en la cuenta de inversión de cartera y de 11 mil 448 millones en el renglón de otra inversión, así como de un aumento en los activos de reserva de 2 mil 319 millones de dólares.

Con información de: Aristegui Noticias

Deja una respuesta

 
Top